• Wilfredo Torres

Tsunamis

Actualizado: ago 5


Los tsunamis son una serie de olas de gran magnitud que pueden ser causadas por terremotos, deslizamientos, erupciones volcánicas, entre otros. Estas olas pueden sobrepasar los 100 pies de altura causando grandes daños a la vida y la propiedad en los lugares costeros.


Infórmate sobre si tu hogar, lugar de trabajo, escuela u otros lugares que frecuentas se encuentran en zonas vulnerables en caso de tsunami. En este enlace encontrarás los mapas de desalojo por municipio. Mantén un kit de primeros auxilios para tratar heridas o cortaduras pequeñas. No olvides incluir mascarillas y “hand sanitizer”. Mantente lejos de las zonas desalojadas o afectadas por el tsunami hasta que las fuentes oficiales se aseguren de que se encuentran fuera de peligro. No entres en lugares inundados. Seis pulgadas (15 centímetros) de agua son suficientes para hacerte caer. Además, el agua puede estar contaminada o cargada eléctricamente. Evita caminar descalzo en las afueras de tu hogar ya que puedes contaminarte o lesionarte debido a las aguas provenientes de las inundaciones. Cuando regreses a tu hogar monitorea la aparición de hongos en tu hogar después de la inundación y elimínalos efectivamente. Usa botas y guantes a prueba de agua para evitar que el agua contaminada tenga contacto con tu piel. Desinfecta la cisterna después de que la misma haya estado en contacto con agua provenientes de las inundaciones. Desinfecta tu hogar con cloro si tu casa fue afectada por las inundaciones. Lava con agua caliente y detergente la ropa que esté contaminada con aguas residuales o de inundación antes de volver a usarla. A la hora de limpiar tu hogar nunca mezcles desinfectantes a base de amonio con cloro. Esta solución crea vapores tóxicos. Elimina objetos que no pueden ser lavados y desinfectados con cloro, como por ejemplo: colchones (mattresses), almohadas, alfombras, entre otros. Evita que los niños jueguen en áreas donde haya agua de inundación. No los dejes jugar con juguetes que hayan sido contaminados por el agua de inundación y no se hayan desinfectado. Mantén las manos limpias mediante el uso de agua y jabón. Si no tienes acceso a agua limpia o jabón usa “hand sanitizer” con un contenido de al menos 60% de alcohol. Elimina la comida enlatada que luzca extraña. Es decir, que esté golpeada, inflada o abierta. Elimina los alimentos previamente congelados y comida perecedera que haya estado a temperatura ambiente por más de dos horas o una hora a temperatura por encima de los 90 grados Fahrenheit (32ºC). En caso de inundación, elimina el agua acumulada ya que la misma favorece la propagación de mosquitos que pueden trasmitir el virus del Zika, dengue y/o chikungunya. Protégete de las picaduras de mosquitos usando repelente y ropa que cubra la mayor parte de tu cuerpo como pantalones largos y blusas o camisas de manga larga, de colores claros. No uses agua que sospeches que no es segura para lavar platos, cepillarte los dientes, lavar o preparar comida, hacer hielo ni preparar fórmulas para bebés.



  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

PMB 111 PO Box 70344

San Juan, P.R. 00936

1-888-702-1296

Fax: 787-756-3507

Comm. Ctr.: 787-756-3480