• Wilfredo Torres

Terremotos

Actualizado: ago 5


Un terremoto es el movimiento de tierra causado por el contacto o choque entre placas tectónicas. Este movimiento puede causar el colapso de estructuras, interrupción de servicios, fuegos, inundaciones, deslizamientos y/o tsunamis. Si durante un terremoto te encuentras en tu casa o un edificio, no intentes salir. Sigue las medidas de protección más seguras en caso de un terremoto: "Agacharse, Cubrirse y Sujetarse“. AGÁCHATE en el suelo (¡Antes que el terremoto te tumbe!) CÚBRETE debajo de un escritorio o mesa resistente SUJÉTATE del objeto resistente hasta que haya dejado de temblar Si te encuentras al aire libre aléjate de los rótulos, árboles, construcciones, cables eléctricos y postes. Si estás en el carro, detente y estaciona en la carretera o en una orilla de una calle que no se encuentre junto a un edificio, árboles, postes, tendido eléctrico o debajo de un puente. Quédate dentro del carro. ANTES DEL TERREMOTO Crea espacios seguros en el cuarto donde se encuentra la persona postrada en cama: atornilla la mueblería pesada a las paredes, mueve objetos pesados a los estantes inferiores y asegura los objetos de decoración (cuadros, espejos, etc.) a la pared. La cama debe estar lejos de ventanas, puertas de cristal o espejos y de objetos que puedan caerle encima a la persona. Si la cama tiene ruedas, bloquearlas. Asegura los equipos esenciales, como el oxígeno para evitar que se caigan y se dañen. DURANTE EL TERREMOTO Si la persona se puede transferir de la cama, no debe tratar de hacerlo durante el temblor. Debe permanecer en la cama, proteger siempre su cabeza y cuello cubriéndose con los brazos, una almohada, un libro o cualquier objeto que esté disponible. Contar en voz alta puede ayudar a la persona encamada a calmarse y ayuda a que las otras personas que están en la casa sepan que se encuentra bien. Practíquelo durante los simulacros. DESPUÉS DEL TERREMOTO Puede haber réplicas. Permanece cerca de las áreas seguras a tu alrededor. Dirígete al cuarto donde se encuentra la persona encamada. Mira alrededor para ver si hay peligros (cristales rotos, objetos que obstaculicen el paso, etc.). Si la persona encamada se encuentra sola, un silbato le puede servir para pedir ayuda.


ANTES DEL TERREMOTO Habla con algún familiar, amigo o vecino de confianza que te pueda ayudar en caso de un terremoto. Provee a la persona una lista con tus necesidades, capacidades, limitaciones y medicamentos y guarda una copia para ti. Puede ser muy útil darle a la persona una llave de tu hogar. Si utilizas una silla que funciona con electricidad es recomendable que tengas otra silla manual de apoyo o que tengas un set de baterías extra para la silla. DURANTE EL TERREMOTO Si estás en una silla de ruedas en una esquina interior de la casa, coloca el freno a la silla y cúbrete la cabeza con los brazos. Remueve todo objeto que esté fijado en la silla. Si tienes almohadas o mantas cerca puedes utilizarlas para cubrirte la cabeza. Si utilizas un andador, agáchate lentamente y con cuidado y cubre tu cabeza con los brazos, una almohada o una manta. Sujétate a un objeto resistente hasta que deje de temblar. DESPUÉS DEL TERREMOTO Puede haber réplicas. Permanece cerca de las áreas seguras a tu alrededor. Mira alrededor para ver si hay peligros (cristales rotos, objetos que obstaculicen el paso, etc.). Decide si debe moverte o desalojar por el bien de tu seguridad. Desaloja sólo si es necesario, de otra manera mejor quédate donde estás y busca refugio.


Prepara suplidos de emergencias y pre-

identifica posibles peligros en tu hogar durante y después del terremoto.

Escribe cualquier necesidad, limitación,

incapacidad o medicamento que necesites

en un papel en tu “wallet” o cartera.

Mantén un kit de primeros auxilios para tratar heridas o cortaduras pequeñas. No

olvides incluir mascarillas y “hand sanitizer”.

Si percibes olor a gas en tu hogar después del terremoto, abre ventanas y puertas, desaloja inmediatamente el lugar y reporta el mismo a las autoridades.

Usa botas o zapatos cerrados para evitar

cortaduras causadas por vidrios rotos o escombros.

Mantente alejado de estructuras

derrumbadas o parcialmente derrumbadas. Si sospechas que tu hogar es inseguro, no entres al lugar.

No bajes el contenido de los inodoros, si

sospechas que ha habido daño en las tuberías.

Mantén las manos limpias mediante el uso

de agua y jabón. Si no tienes acceso a agua limpia o jabón usa “hand sanitizer” con un contenido de al menos 60% de alcohol.


Elimina la comida enlatada que luzca

extraña. Es decir, que esté golpeada, inflada o abierta.

Elimina los alimentos previamente

congelados y comida perecedera que haya estado a temperatura ambiente por más de dos horas o una hora a temperatura por encima de los 90 grados Fahrenheit (32ºC).

En caso de inundación, elimina el agua acumulada ya que la misma favorece la propagación de mosquitos que pueden trasmitir el virus del Zika, dengue y/o chikungunya.

Protégete de las picaduras de mosquitos

usando repelente y ropa que cubra la mayor parte de tu cuerpo como pantalones largos y blusas o camisas de manga larga, de colores claros.

No uses agua que sospeches que no es segura para lavar platos, cepillarte los dientes, lavar o preparar comida, hacer hielo ni preparar fórmulas para bebés.

Asegúrate de tener un plan para tu mascota,

incluyendo el pre-identificar refugios que permitan la entrada de mascotas, por si debes desalojar tu residencia después de una emergencia.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

PMB 111 PO Box 70344

San Juan, P.R. 00936

1-888-702-1296

Fax: 787-756-3507

Comm. Ctr.: 787-756-3480